Ayer, Ada Colau, alcaldesa de Barcelona decidió salir del armario delante de 1 millón y medio de espectadores en un programa tan polémico como el Sálvame. Polémico por su propia naturaleza, y polémico por ver a una política en un programa así. No sabemos si fue premeditado o salió de forma natural en medio de una charla distendida y cordial entre la política y Jorge Javier Vázquez.

Ada Colau decidió romper una baza a favor del colectivo LGTBIQ+ y contar sus anécdotas y experiencias mientras vivió una relación con una mujer durante su estancia Erasmus en Italia.

ada colau bisexual salvame deluxe

Según El Mundo, el entorno más cercano de la alcaldesa ha asegurado que «Si ya no fuera necesario defender la diversidad sexual, Colau no lo habría hecho». El público aplaudió y sorprendió a muchos, pero al día siguiente, las críticas de esta salida del armario no han sido pocas, ni tampoco suaves.

En El Mundo dicen que «Ada Colau no conoce aún la Barcelona VIP pero sí sabe que muchas de sus compañeras sufren aún una doble discriminación: ser mujeres y lesbianas».  ¿Qué tiene que ver la Barcelona… VIP con la bisexualidad de un político?

ada colau bisexual barcelona

El panfleto «Periodista Digital«, nos dejan esta joya de reflexión:

¿A cuento de qué venían estas declaraciones de una mujer que presume de feminista? En plena campaña electoral, apestaba a oportunismo político. 

¿Qué tiene que ver que una persona sea feminista, con que salga del armario? Podrán acusar a Colau de que esta apertura puede ser oportunista estando a 10 días de las elecciones, de haber acudido a un programa como Sálvame por la audiencia y no por la calidad del mismo, pero criticar a una persona por decir abierta y públicamente que es bisexual y lanzar dardos envenenados gratuitos, es una exposición pública de lo mucho que queda por hacer.

En la entrevista Ada Colau aprovechó para hablar sobre maternidad, sobre el caso de «La Manada», contar sus dos experiencias a punto de ser violada por las calles de Barcelona, pero lo que ha saltado a las noticias es eso. Es que una política hable pública y claramente, sin tapujos, sin mayores sobresaltos, que tuvo una relación larga con una mujer. Que una política muestre diversidad sexual sobre tal cosa. Y es irónico que precisamente se cuente y se hable como si tal cosa, lo mismo por lo que se la critica. Por contarlo.

Aquí el tuit de la escritora Rosa Montero.

Poco importa que la semana pasada fuera Miquel Iceta o Inés Arrimadas al programa de Bertin Osborne, porque es mucho más drástico hablar de estos asuntos ante las cámaras del Sálvame que hacerlo ante los fogones al ritmo de música cursi. El doble rasero de este país es de traca.

Ada Colau zanjó el asunto con lo mismo con lo que deberíamos haberlo hecho todos, y no darle más bombo, dejarlo como una anécdota más en una entrevista en la que contó exactamente lo mismo que otros políticos que han ido a otros programas:

«Viva el amor y que cada uno quiera a quien quiera».

Puedes ver la natural reacción de la política ante su comentario en este enlace.

¿QUÉ OPINAS?
Compartir