Por regla general, los países occidentales son los que, a lo largo de los años, más han avanzado respecto a la legalización del matrimonio homosexual.  Australia no es uno de ellos, ya que hasta ahora, únicamente permiten “uniones de hecho”. Sin embargo, está más cerca que nunca de conseguirlo, ya que lleva desde septiembre, preguntando a sus ciudadanos si debe o no permitir el matrimonio homosexual.

matrimonio homosexual australia

El caso de Australia es particularmente interesante no solo por el hecho de llegar realmente tarde, sino porque se les ha pedido que voten por correo en una dura campaña tanto a favor del sí como del no. Resulta aún más interesante  porque en la mayoría de países occidentales la respuesta ha sido la legalizar el matrimonio sin necesidad de involucrar a Correos de por medio. Y por si no fuera poco, resulta incluso más surrealista, porque el resultado de la encuesta, no-condicionará-el-resultado-final.

¿Por qué tanta pantomima? Porque en noviembre del año pasado, el Senado australiano rechazó un proyecto de ley para convocar un referéndum vinculante en el que preguntar si deberían aprobar o no el matrimonio homosexual. No alcanzó la mayoría necesaria para aceptar someter a debate algo así.

Así que como el primer ministro de Australia, Malcolm Turnbull, prometió en medio de su campaña electoral este plebiscito negado, han optado por otra vía para ejercer presión sobre los conservadores del Senado: una consulta por correo postal, ya que no requiere el visto bueno del legislativo. #APPLAUSE para Turnbull.

¿Qué ha pasado después? Las papeletas empezaron a distribuirse en septiembre y el pasado 7 de noviembre se cerró el plazo para votar.

¿Qué pasa si gana el Sí? Se espera que se legisle sobre la materia antes del 7 de diciembre, fecha en la que el Parlamento culmina sus sesiones legislativas.

¿Qué ha pasado por el camino? Tanto cosas increíblemente positivas como negativas. Por un lado, el antiguo primer ministro de Australia, Tony Abbot, que apuesta por el “No”, recibió un cabezazo de un hombre que llevaba un distintivo que ponía “Sí”. Aunque más tarde se descubrió que el referéndum poco tenía que ver con ese incidente.

De otro lado, la campaña en favor del “No”, se ha servido de excusa para mostrar el lado más retrógrado y represivo de la sociedad australiana. Sobre muchas de las banderas LGTBIQ+ que los australianos han puesto en sus hogares como muestra de apoyo a la causa, se les ha pintado esvásticas.

australia matrimonio homosexual

EL INCIDENTE “MACKLEMORE”

Macklemore siempre ha defendido la igualdad de derechos del colectivo. Con la canción “Same Love” nos ganó a todos de calle. Personalmente, estos hypes me los tomo siempre con cuidado, porque se lo fácil que es decir “vivan los gays” delante de las cámaras y luego en los momentos de verdad darles la espalda.

Pero la gran diferencia de Macklemore respecto a muchos otros artistas y por la que merece todo el reconocimiento del mundo, fue durante la gran final de la National Rugby League (NRL) en Australia, donde se le pidió que cantara en el descanso. El rapero empezó a recibir mensajes de odio y presiones tanto internas como de políticos -incluido Abbot- para que no cantara “Same Love”.

Finalmente Macklemore decidió pasarse por el forro todos los mensajes y ser fiel a lo que lleva predicando desde que comenzó su carrera  y la cantó de todos modos, acabando la canción gritando “Igualdad para todos”. Y por si no fuera poco, ha donado todos los ingresos de la canción en el país a favor de la campaña por el Sí. Ya solo por esto merece la pena que hayamos aprendido cómo escribir bien su nombre. Macklemore.

Puedes ver el vídeo de su actuación aquí:

¿Seguimos? No solo en España tenemos unga-ungas que se dedican a alquilar avionetas para hacer el ridículo por los cielos, en Australia también hubo quien se encargó de fletar una para escribir un gigantesco “NO” en el cielo.

Como contrapartida al incidente, Brandon Flynn, actor de 13 Reasons Why, aprovechó para salir públicamente del armario que decía:

Acabo de ver el mensaje “Vota No” en el cielo de Sydney. Gracias por conseguir dinero y alquilar un avión para escribir tu falta de apoyo en las nubes. Espero que tu odio e incomprensión se desvanezca igual que lo harán esas palabras.

Tengo demasiados amigos a los que han echado de casa, encerrado en el armario, apalizado, asesinado, ridiculizado por la iglesia o el estado, han sido recluidos para curarlos… Y estás asustado porque si votamos que SI no podrás mostrar tu odio hacia nosotros.

Jódete. Hemos estado asustados hasta la médula toda nuestra vida por culpa de los estigmas que nos rodean. Estigmas que que se sustentan en gente cómo la que voló ese avión en Sydney. Hemos luchado, hemos salido del armario con valentía, incluso estando muy asustados, y tú escribes un mensaje en el cielo porque tienes miedo. La igualdad requiere valentía. Me preocupa que tanta gente en este mundo no tenga los huevos de posicionarse a lado de lo que es correcto.

¿Qué se espera que ocurra? Pues se han hecho mil encuestas al respecto, pero una encargada por la organización “Matrimonio Igualitario Australiano”, ha indicado que el 72% de los australianos apoyan la legalización del matrimonio.

Sin embargo, muchos medios de comunicación australianos comentan que los conservadores del país están planeando decenas de enmiendas y protecciones ante cualquier tipo de apoyo a favor del matrimonio homosexual. 

Pero me pregunto, ¿acaso no debe ser suficiente la voluntad de todo un país más que suficiente para modificar la ley?, ¿por qué tiene que pasar tantos filtros algo que debería haber sido aprobado hace tanto tiempo? Veamos qué pasa a partir del 15 de noviembre, que será la fecha en la que conoceremos los resultados finales de la votación. #LoveIsLove

¿QUÉ OPINAS?