Aunque Putin haya salido mil veces diciendo que los homosexuales pueden vivir tranquilos en su país siempre y cuando mantengan un “perfil bajo”, Rusia sigue siendo uno de los lugares donde más peligroso es ser homosexual. Y el año, será el país encargado de acoger el mundial de fútbol.

Ya ocurrió en los últimos juegos de inviernos. Muchos jóvenes LGTBIQ+ rusos aprovecharon el foco sobre el país para denunciar las duras condiciones en las que tienen que vivir. Muchos protestaron sacando las banderas del orgullo y fueron encarcelados y torturados, otros deportistas olímpicos homosexuales decidieron no decir nada por las advertencias que habían recibido de no hacer ninguna reivindicación o mostrar ninguna prueba de afecto en público con personas del mismo sexo. Y parece que el año que viene la advertencia será la misma.

Los fans LGTB que acudan a Rusia por el mundial, han sido prevenidos de no tomarse de la mano ni dar otras muestras de afecto en público el próximo verano. Además, distribuirán una guía cautelar creada por la Fare -Football Against Racism in Europe-, y será entregada a los fans europeos que viajen hasta Rusia.

La guía aconsejará a las personas homosexuales a ser cautelosos en cualquier lugar donde la comunidad LGTB no sea bienvenida (¿existe de esto en Rusia?). Y esta advertencia es la misma para los fanáticos que pertenezcan a minorías negras y étnicas. Si ven fanáticos homosexuales caminando por la calle de la mano, se enfrentarán a un gran peligro dependiendo de la ciudad y la hora del día en la que lo hagan. Vaya al Mundial de Fútbol, pero tenga cuidado. Parece que es mucho más sencillo oprimir libertades y vidas antes que rechazar la participación de un país donde la Declaración de Derechos Humanos se la pasan por el forro de los cojones.

“La guía también incluirá algunas explicaciones detalladas de, por ejemplo, la situación real de la comunidad LGBT en Rusia. No es un crimen ser gay, pero existe una ley contra la promoción de la homosexualidad hacia los menores. Los problemas relacionados con la comunidad LGBT no son parte del discurso público. La gente gay tiene un lugar en Rusia que está bastante escondido y bajo tierra “.

Piara Power, director ejecutivo de la Fare, ha dicho que el mensaje es el mismo para negros, homosexuales y otras minorías. Foto: Tom Dulat/Fifa via Getty Images

Escondido y bajo tierra no es lugar donde alguien quiera vivir ni pasar sus días. Quien vive escondido y bajo tierra, es porque algo tiene que ocultar, algo de lo que avergonzarse y ocultar a los demás. Seguimos poniendo la “solución” a estos problemas en el colectivo, quien tiene que agachar la cabeza y ser humilladx una vez más con tal de no molestar, de no incordiar ni provocar una conversación y un debate que se ha evitado durante mucho tiempo ya. Seguimos en el Show de Truman donde nadie con autoridad tiene el coraje de decir las cosas claras y garantizar los derechos y libertades ni pugnar por conseguirlos allá donde no están garantizados.

La fare también ha escrito a la FIFA en nombre de dos grupos de aficionados de Gran Bretaña y Alemania para pedir permiso para levantar una bandera del arco iris dentro de los estadios durante la Copa del Mundo. Aunque se prohíben las exhibiciones políticas dentro de los estadios, se entiende que no se considerará las banderas del arco íris dentro de ese paréntesis y los fanáticos podrán sacarlas antes y durante los juegos. Estamos seguros de que serán miles de fans los que se atreverán a hacerlo sin miedo a represalias o a que les encierren después del partido.

👎🏻 FIFA

¿QUÉ OPINAS?