“Nuevo año, nuevo yo”. Si eres así de básico y acabas todos los años con la misma cantinela, mejor será que te echemos un cable diciéndote en qué enfocarte. Porque lo que no te reta no te cambia, te proponemos estos 10 propósitos con los que convertirte en un mejor homosexual -o al menos en uno que no de vergüenza ajena-. 2018 es el año de dejar atrás estos 10 malos hábitos. Empezamos.

  1. Bottom shaming

Empezamos los propósitos con algo que da vergüenza ajena. La sombra del heteropatriarcado no acaba en los heterosexuales. Se aplica también a los homosexuales. Todos hemos aprendido del sexo bajo una perspectiva heterosexual, entendiendo que la persona que recibe el rabo, es la dominada, la “humillada” y “degradada”. Y como en el sexo heterosexual, la persona que recibe es la mujer, en el campo homosexual nos hemos empeñado en que quien es pasivo, es mujer. Y con esto, vienen humillaciones, idealmente diríamos que de parte de otros activos, pero también por entre otros pasivos. Chicos, sin pasivos, no habría sexo de la misma forma que no lo habría sin activos. Deja de humillar a tu colega, de decirle lo “guarra” que es, lo “pasivaza“, la más “puta” (¿veis que siempre se usa el femenino, además?), y empieza a sentir envidia de que tu colega haya puesto el culo la noche anterior y tú no.

10 propositos gay navidad año nuevo 2018 fin

2. No creerte la bisexualidad

Si en tu vida has tenido que escuchar el maldito “ser gay es una elección”, ¿qué puñetas haces cuestionando a los bisexuales?, ¿no te llega el riego? La bisexualidad es tan real como tu homosexualidad, como el facherío de Bertín Osborne, con la vergüenza ajena que da Pablo Motos, o como las rayas de coca de Albert Rivera. Hace poco salió una investigación que afirma que las personas bisexuales tienen hasta 6 veces más de probabilidades de querer ocultarlo. Además, ¿alguien te ha pedido opinión?

10 propositos gay navidad año nuevo 2018 fin

3. Querer sacar a todo cristo del armario

Vamos a ver, todo tiene un proceso. A todos nos da rabia ver a esa persona que sabes a ciencia cierta que es gay ir de heterosexual por la vida. Pero ni te corresponde a ti, ni estás haciendo un favor a nadie al insinuar que es gay o decirle que salga del armario. Entre otras cosas, porque empeorarás la situación, harás que se ponga nervioso, y que tarde más en aceptarlo, asumirlo, estar a gusto y decirlo públicamente. Se asertivo e inteligente, y suelta comentarios que no parezcan dirigidos a él, sino en general. Las personas se toman su tiempo en aceptar su propia identidad y no necesita que los empujen, respeta como te gustaría que te respetaran, no hay una edad fija para salir del armario. 

10 propositos gay navidad año nuevo 2018 fin

4. Intentar convertir en gay al personal

Vale que todos hemos fantaseado con tirarnos a algún conocido que es hetero. ¿Y quién no? Vale que casi todos tenemos experiencia en haberlo conseguido, incluso habiendo traído a alguien al lado bueno de las aceras, pero es hora de dejar de sexualizar a todo el mundo. Si alguien quiere experimentar y descubrir otras facetas de su sexualidad contigo, ya lo hará por si solo, de hecho lo más probable es que pase de hacerlo contigo si estás detrás de esa persona haciendo comentarios sexuales y lascivos cada dos por tres. Y no se te ocurra confundir la amabilidad y el buen-rollismo de ese amigo heterosexual con intenciones ocultas, que luego nos ponen la etiqueta de que “los gays se quieren acostar con todos” y perpetúas esa mierda de estereotipo. No, no y no.

10 propositos gay navidad año nuevo 2018 fin

5. Pensar que la lucha LGTBIQ+ ha acabado

Por mucho que nos quejemos, es cierto que en España, en comparación con muchos otros países del mundo, estamos más protegidos y visibilizados. Sin embargo, la lucha por garantizar los derechos y protecciones al colectivo LGTBIQ+ está lejos de acabar. Como miembros de una comunidad como la nuestra, tenemos que entender que esta contienda acabará cuando acabe la de todos nuestros compañeros en todas las partes del mundo. Y teniendo casos como los de Uganda, por poner un ejemplo, donde la homosexualidad se castiga con la pena de muerte, estamos lejos de dar por acabada la batalla. No demos por garantizado lo conseguido ni tirar la toalla por lo que queda. La derecha está marcando territorio y no podemos confiar en que lo que tenemos no nos sea arrebatado. Digo.

10 propositos gay navidad año nuevo 2018 fin

6. Seguir sin saber de lo que va el VIH

No es que sea el mejor recuerdo del mundo, pero cuando salí del armario lo primero que me preguntó mi madre fue: “¿tú sabes lo que es el VIH?“. En ese momento sabía poco, y lo poco que sabía estaba bien alejado de la realidad, igual que el conocimiento de mi madre por el tema, porque la pregunta iba por otros derroteros. Infórmate, deja de tener falsas ideas sobre la enfermedad, aprende que hoy en día se puede vivir con perfecta normalidad con la enfermedad, deja de asustarte de aquellos que la tienen, y mucho menos de sentir “pena” por ellos, incluso de avergonzarlos. Stop it.

via GIPHY

7. Deja de ser racista en Grindr

Grindr, Tindr, Scruff, o la app que sea. Si prefieres follar con tios blancos estupendo, ignora a los negros o chinos, pero no pongas “only white people“, eso es racismo. No lo confundas con tus “preferencias sexuales”, deja el ego a un lado amiga, y sencillamente ignora aquello que no te interesa. Bastante putada es ser gay y toparte de bruces con el racismo en tu propia comunidad. Haz un esfuerzo que seguro que lo consigues.

via GIPHY

8. Corta con el “actitud heterosexual”.

Que sí, que eres muy macho y que a ti lo que te gusta es rascarte el paquete en público, escupir por la calle y tu boca no conoce pluma ninguna, pero no lo conviertas en un fetiche.. porque realmente no lo es. Una cosa es que no seas amanerado y otra muy diferente que “actúes de manera hetero“, porque si conviertes eso en algo real, significa que “actuar de manera gay” es ir dando saltitos con una diadema de unicornio puesta soltando purpurina por el culo. Y sabes de sobra que ser gay no significa eso. Hazte un favor a ti mismo y deja de decir esas chorradas.

via GIPHY

9. Dejar de lado tus problemas mentales

Las minorías tenemos que lidiar con ciertos asuntos que nos provocan un estrés, una ansiedad y unos problemas con los que la mayoría heterosexual no. Y no es nada que debamos desdeñar ni restar importancia. Quiérete, conócete, identifica qué cosas te suponen una barrera en tu día a día para vivir una vida plena y feliz y cuando lo hayas hecho, trabaja en ello. Puede ser desde aceptar tu propia sexualidad hasta sentirte incómodo diciendo públicamente que eres gay. Es una putada, pero es lo que hay. Querámonos y pongamos remedio a esto. Un libro que puede ser un comienzo estupendo para trabajar estos asuntos es “Quiérete mucho maricón“, de Gabriel J. Martinez. Créenos, es buena mierda.

via GIPHY

10. Follar más

Follar más es igual a mejor salud. Siempre con cabeza, con responsabilidad y teniendo en cuenta toooooodos los consejos que te han dado durante tu vida. No te limites, eres la única persona que puede marcar el ritmo de tu vida, y es importante que lo recuerdes. Quien te juzgue sin conocerte, no merece de tu atención ni tu consideración. Disfruta del sexo consentido y con sentido, deja de preocuparte de lo que digan los demás, si follas es porque puedes y porque quieres, abraza ese poder y disfruta. Y al resto, que les follen. Si es que lo consiguen.

via GIPHY

Esperamos que estos propósitos gays te hayan convencido y empieces a currártelo este 2018 para ser un mejor homosexual, que ya va siendo hora de dejar atrás tantos malos hábitos y subirte al carro, que el 2020 está a la vuelta de la esquina y tu con esos malos hábitos.

¿QUÉ OPINAS?
Compartir