No todos los días podemos dar por estrenada una serie que tenga como protagonista un chico gay que huye de los clichés y estereotipos que acompañan a los miembros del colectivo durante… ¿toda nuestra vida? Por eso Special, la nueva serie de Netflix es un soplo de aire fresco dentro de la marabunda y el caos de contenido LGBT que hemos ido cosechando en los últimos años.

Basada en la autobiografía “I’m Special: And Other Lies We Tell Ourselves“, de Ryan O’Connell (autor y protagonista), Special llega a nuestras vidas como la primera serie que aborda los problemas reales de una persona gay discapacitada. A lo largo de ocho episodios de la primera temporada -que solo duran 15 minutos, por desgracia-. Cada capítulo narra un pequeño episodio de una persona llamada a tener la vida que la sociedad se empeña en atribuir a una persona con parálisis cerebral (PC). Al igual que “Eastsiders“, dentro de la narrativa de la serie, muchas de las escenas que nos presenta Special pasan tan desapercibidas por ser comunes que solo por esto nos pone en bandeja la intencionalidad de la serie.


Tanto O’Connell como Kayes tienen parálisis cerebral (PC), son gays y fueron atropellados por un automóvil. Tanto autor real como personaje ficticio, se mintieron a sí mismo sobre la gravedad que su accidente tuvo en sus vidas. En lugar de reconocer públicamente su discapacidad, ambos admitieron públicamente y en sociedad que este fortuito accidente de coche fue el causante de su discapacidad (física, no cerebral).

Es a raíz de esta mentira con la que Ryan comienza la serie Special en una especie de viaje hacia la auto-aceptación cuando comienza a ver, gracias a la mentira, que es capaz de llevar una vida casi tan corriente como la del resto de nosotros, y que los únicos muros que lo separan de la vida que quiere son los que él mismo en muchas ocasiones, construye.

Special consigue un equilibrio perfecto a la hora de retratar a Ryan como un hombre gay con PC. Un retrato poco común dentro de la ficción y aún más si hablamos de un género que no sea el drama. Un foco de representación hacia las personas queer discapacitadas, prácticamente inexistente en toda la cultura general y con una representación alejada de estigmas, fundamentada en las experiencias de una persona gay que, adicionales, sufre una parálisis cerebral que no define quién es.

Como bien apunta i-d, “Special es una serie para ese ‘otro chico’: el que se siente invisible en Grindr o al que ignoran en los bares gais. Es una serie para el chico que siempre se va a casa solo después de una noche de fiesta porque sus amigos han ligado. Pero, en realidad, su logro más monumental es que sitúa a ese chico en el centro de la historia. Ya no hablamos del fracasado o del mejor amigo; esta vez, el chico invisible se convierte en el protagonista por fin. Y lo mejor: está tan jodido y es tan malo, divertido, complicado, sexual, autoabsorbente y complejo que cualquier otra persona. Este chico no es especial; es humano”.

netflix special serie gay ryan oconnel paralisis pc

Special” y sus ocho capítulos ya están disponible en Netflix.

¿QUÉ OPINAS?
Compartir